Operando con el petróleo

Operar con el petróleo crudo no es tan fácil como parece. Si estamos acostumbrados al trading de Forex, el entrar en este nuevo mercado puede ser peligroso para nuestras cuentas si no conocemos bien el terreno.

Para poder operar en el petróleo crudo debemos estar conscientes de que se trata de un territorio algo hostil que nos puede presentar muchos agujeros en los que podemos caer. Veamos.

Agujeros del petróleo crudo

Primero tenemos que meternos en la cabeza que el petróleo crudo es sumamente volátil, y aunque usted no lo crea, es más inestable que el mercado de las divisas.

Esta es la explicación del por qué los Brokers solo permiten un nivel de apalancamiento bastante bajo para el rubro del petróleo cuando se compara con los niveles ofrecidos para el mercado Forex.

Todos los Brokers están conscientes de este problema y, conjuntamente con los entes regulatorios, están tomando sus medidas para que no destruyamos nuestras cuentas al invertir en este mercado.

Esta tarea todavía está cuesta arriba ya que las posiciones que podemos tomar en el mercado petrolero son mucho mayores en tamaño, que las que podemos tomar en el mercado Forex.

Vamos a tomar el ejemplo del par USD/CAD. Este par guarda una correlación directa con el mercado del petróleo crudo.

La mayor parte de los Brokers de Forex nos dejarán comprar o vender solamente 1000 dólares canadienses, pero la talla mínima de la operación para el petróleo es generalmente 5 veces más grande al precio actual del mercado.

Cien barriles de petróleo son unos 52 dólares por barril, al precio cotizado a la hora de escribir este artículo.

También es verdad que hay un grupo cada vez mayor de Brokers que permite una talla mínima de 10 barriles de petróleo por transacción. Si tenemos la fortuna de encontrar uno de estos Brokers, el problema podría desvanecerse en parte.

Haciendo transacciones con petróleo crudo

El próximo obstáculo que debemos enfrentar es la elevada volatilidad del petróleo. Tenemos, por ejemplo, que entra el 2001 y el 2004, en semana y media el precio fluctuaba 8%.

Si comparamos los mismos parámetros en el mercado de los pares de monedas, tenemos que la variación fue de 2%. En el mercado petrolero la volatilidad fue casi 4 veces más grande.

Para demostrar que estos resultados no fueros torcidos por valores poco comunes, tememos que los medianos respectivos fueron aproximadamente 6.5 % y 1.7 %.

Aquí podemos ver que si nos vamos a meter a negociar con el petróleo crudo, tendremos que implementar valores de stop loss más amplios que para Forex, así que la talla de la posición ajustada a la volatilidad de el crudo es más grande que el valor correspondiente en el mercado Forex.

Otro punto en relación al petróleo es que cuando operamos a largo plazo, los cargos por el financiamiento overnight son mayores que el dólar de Canadá.

Arriba dijimos que hay una relación directa entre el dólar canadiense y las cotizaciones del petróleo crudo.

Si nos apegamos a la misma data histórica semanal que expusimos en los párrafos anteriores, existe un coeficiente de relación entre ambos de 0.35 %. Se trata de un valor de correlación bastante elevado, si tomamos en cuenta el elevado marco de tiempo usado en el calculo y el lapso de 13 años de revisión histórica.

Esto se traduce en que las las cotizaciones suelen fluctuar de la misma manera. Esto no es algo asombroso, porque Canadá es uno de los principales productores de petróleo del mundo, ocupando el quinto lugar, y como exportador, ocupa el cuarto lugar.

Los anterior hace que la moneda canadiense sea conocida como una petromoneda de prestigio a nivel mundial.

De lo anterior podemos deducir que ni decidimos no utilizar directamente al petróleo crudo como inversión, podríamos usar a su análogo en el mercado Forex, es decir, al dólar canadiense, específicamente el par USD/CAD.

Esto es obvio ya que tanto el dólar canadiense como el petróleo crudo se compran y venden utilizando el dólar americano.

El hecho de que haya una buena correlación entre estos dos instrumentos ofrece más ventajas que la simple substitución. Esto puede ser un axioma para las estrategias de inversión y ayudarnos a tomar mejores decisiones.

Si suponemos que la correlación es debido a que el precio del petróleo es como un indicador de la cotización próxima del dólar canadiense, entonces podemos tener expectativas de que el crudo fluctúe en varias direcciones y prepararnos para negociar el dólar canadiense en la misma dirección.

Otra estrategia puede ser el estar atentos a alguna divergencia importante entre los movimientos de las cotizaciones del crudo y el dólar canadiense, introduciendo posiciones al igual de ponderadas en cada activo en a dirección de su convergencia (por la volatilidad tomada por el ATR en un lapso prolongado de tiempo).