El precio del oro

Las cotizaciones del oro están en constante movimiento y esto hace que los traders tengan que chequear su precio en cada nuevo amanecer. Aunque los grados de especulación con este metal son muy altos, el oro continua como la inversión más cotizada cuando hablamos de metales preciosos.

A través de los tiempos el oro a sido un emblema de riqueza, nobleza, estatus y poder. En este artículo vamos a estudiar lo referente a los precios del oro, los motivos de las fluctuaciones de sus precios y el porqué genera tanta ambición alrededor del mundo.

En los años 700 antes de cristo, aproximadamente, el oro ya era usado como dinero y como fuente de ahorro para prolongar la riqueza. Actualmente, las casas de moneda fabrican barras de oro y lingotes para que los intermediarios puedan realizar ventas a sus clientes.

Las primeras monedas de oro se acuñaron en Asia, cerca de la zona de Turquía.

Si nos remontamos a los tiempos de Homero en Grecia, podremos verificar que el oro ya era manejado para hacer intercambios de bienes.

En los siglos XIII y XIV, los países europeos acuñaban sus monedas en plata, posteriormente este blanco metal fue sustituido por el oro en la elaboración de dichas monedas.

Durante el siglo XIX, el oro continuó siendo un instrumento de ahorro y de intercambio entre las economías industriales. Posteriormente, alguien inventó lo de emitir certificados y facturas basados en oro para realizar otro tipo de negociaciones.

Cuando la segunda guerra mundial finalizó, la utilización del oro fue sustituida por divisas convertibles con tipos de cambio fijos que se sustentaron en el método Bretton Woods.

Luego de 1971, los Estado Unidos de América, no quisieron seguir cambiando su moneda por oro ya que el gobierno tenia una deuda demasiado grande y la impresión de dinero generó que la cotización del oro en el mercado se disparara a niveles superiores del precio fijo de rescate del metal.

Hasta ese punto el dólar estaba respaldado por el oro y tenía el privilegio de ser la moneda de reserva más importante del mundo. Luego, y siguiendo a la fama del dólar, casi todos los países del planeta dejaron a un lado sus estándares de oro y fijaron sus divisas de acuerdo al dólar.

Últimamente ha habido una crisis financiera y una deuda tan grande que ha hecho pensar de nuevo que el oro podría recobrar su lugar como medio de respaldo de divisas. Esto tambien ha sido motivado debido a que los precios del oro han subido mucho últimamente.

Debido a que el oro que se vende en el mercado es una aleación de metales, su nivel de pureza se mide en quilates. En la naturaleza lo encontramos en su estado puro y es de 24 quilates.

A pesar de que a veces algunos metales que pertenecen a la clasificación del platino han tenido un precio más alto que el oro, este último sigue siendo el preferido por la mayoría de la gente.

La mayoría de la gente asocia al oro con la riqueza, con las comodidades y el lujo, dejando en segundo lugar los pensamientos de acciones, dinero, mercados, etc.

Si queremos atenuar los riesgos en nuestras inversiones podemos diversificarnos con el oro para tener mayor seguridad.

La inversión más apetecible en el área de este metal es sencillamente poseer el oro físicamente. No obstante, los traders también usan los contratos, futuros, y otros instrumentos asociados a los precios del oro.

El Fondo Monetario Internacional (IMF) que se encuentra en Washington, DC, lleva todos los registros de las reservas de oro de cada país. El precio del oro se establece por onza, dentro de un gráfico de 24 horas de cotizaciones.

Estos precios se registran en vivo ya que los mercados implicados trabajan las 24 horas de día.

Es bueno que antes de que nos acerquemos a un distribuidor para comprar oro, le echemos un vistazo a los gráficos de cotizaciones para los precios AM y PM; aunque sería mucho mejor observar los valores mundiales en vivo y así obtener un precio más acorde.

Sabemos que no se pueden hacer predicciones sobre el comportamiento de los mercados, sin embargo el tener reportes en tiempo real siempre ayuda a tener mayor precaución en las cosas que hagamos.

También nos podemos apoyar en el uso de una calculadora Forex en linea para respaldar nuestras decisiones.

Los commodities son productos básicos con los cuales se pueden hacer intercambios con otras materias de la misma clase. Sin embargo, el oro no se podría considerar como una divisa o una mercancía ya que tiene las particularidades de los dos.

El oro no está regido por un solo banco central ni por un gobierno en especifico. Este es el motivo del por qué el invertir en este tipo de metales es una buena opción para refujiarnos en casos de inflación o crisis financieras.

¿Por que varían los precios del oro?

Cuando el dinero fiduciario se imprime de forma desordenada y desproporcionadamente, el precio del oro se incrementa. La razón de esto es que hay más monedas corriendo detrás de la misma cantidad de onzas de oro.

Las guerras, el estado de las minas, las situaciones políticas y económicas de los países, la demanda del metal para hacer joyas y otros factores también juegan un papel importante en el precio del oro.

Los traders con más experiencia siempre están pendientes de los reportes diarios, semanales y mensuales, antes de realizar sus transacciones con el oro.

Con las fluctuaciones continuas de este metal los inversionistas están claros en que a veces ganarán y otras veces perderán.

Hay que tener más en cuenta a los hechos reales que a los comentarios de los llamados opinadores que aparecen en las páginas Web, los blogs, las redes sociales o lo que digan nuestros compañeros de trabajo.

Recordemos que a las palabras se las lleva el viento mientras que los hechos son comprobables. Tenemos que apartar un tiempo para realizar nuestros propios estudios.

En cuanto a las maneras de invertir en oro tenemos:

  • Lingotes de oro
  • Monedas de lingotes de oro.
  • Rondas de lingotes de oro.
  • Efectuar inversiones de Forex con el instrumento financiero oro.

La manera de medir el peso del oro es la onza troy. Podemos adquirir este metal por gramos, por onzas, y hasta existe la modalidad de kilos usando bloques de oro.

En virtud de que las tallas son diferentes (entre onzas y kilos), no hace falta almacenar el oro de forma directa. Generalmente, la gente guarda su oro en sus cajas fuertes, con un agente autorizado, en el banco, o en cualquier otro organismo que preste este servicio.

Entre las otras alternativas tenemos los certificados de oro, instrumentos de trading en la bolsa, derivados de las cotizaciones del oro y las cuentas de oro.

Tenemos que recordar que es preciso calcular y establecer bien los precios del oro antes de que nos comprometamos en algún contrato o en alguna otra compra de este producto tan codiciado.

Hay que chequear todos los cargos, tarifas, etc, antes de meternos en cualquier compromiso.

El invertir en oro es una manera efectiva, sencilla, segura y muy rentable para proteger y cuidar nuestros fondos financieros. Si usted decide invertir en oro y lo hace de forma adecuada, jamás se arrepentirá.